Luc Jacquet: “En cine, todo consiste en la forma de mirar”

Más servicios

Entrevista

Luc Jacquet: “En cine, todo consiste en la forma de mirar”

- Es 'Una amistad inolvidable' una forma de reencontrarse con su infancia en las montañas de Ain?

De pequeño me pasaba la vida recorriendo el bosque. Cogía mi mochila, un palo y me lanzaba a la aventura. Cualquier excusa servía para internarme en la Naturaleza... las setas, las nueces, las moras, ver el Mont Blanc desde la cumbre de una montaña. Empecé a crear un mundo para mí solo, donde levantaba la cabeza y podía disfrutar mirando y escuchando cantar a los pájaros. ¡Un día me encontré con un zorro y treinta años después he hecho una película sobre ese encuentro!

Todo empieza con una emoción muy sencilla: el encuentro con un animal salvaje, que va desarrollándose hasta tomar la forma de un cuento. Resulta difícil contarle a alguien que un acontecimiento tan banal como ese puede marcar a una persona para siempre.

Hace mucho tiempo que quería contar ese encuentro que sigue increíblemente vivo en mi memoria. Y por fin llegó el momento de compartirlo, y mostrar el lugar donde crecí, las montañas de Ain.

-¿Recuerda su primer encuentro con el zorro?

Nunca podré olvidarme de ese momento. Era primavera, la estación de mis setas favoritas, las setas de San Jorge. Entre en un gran claro rodeado de abetos. El zorro no me había visto ya que estaba concentrado en cazar. Nunca había observado a ninguno durante tanto tiempo. Y sentí la incontrolable necesidad de acercarme a él. Cada paso que me acercaba a él era un triunfo. Cuanto más cerca estaba más miedo me daba que saliera corriendo. Lo recuerdo perfectamente. Aún hoy siento la misma emoción de aquel día. Se volvió y me miró con una intensidad que me estremeció y después desapareció. Esa es la primera escena de la película.

-Y tal y como se ve en la película, ¿se miraron a los ojos?

Fue un momento en el que el tiempo pareció pararse. Me encantó ese momento de enorme tensión. ¿Por qué se quedó un momento a pocos pasos de mí? Tendría que haber salido corriendo. La regla se había roto, pero en el espacio de un segundo, se produjo un intercambio, una comunicación entre dos mundos, entre dos seres diferentes pero también similares.

-¿Y cómo se pasa de un recuerdo a una película?

Después de 'El Viaje del Emperador' y del los campos helados del Antártico, quise contar algo que ocurrió al lado de mi casa, en los prados y en los bosques. Lo cierto es que no necesitamos ir muy lejos para maravillarnos, todo consiste en la forma de mirar.

Llega un momento en que sientes la necesitad de compartir tus emociones. Soy padre de dos niñas pequeñas con las que suelo ir a pasear por esos paisajes montañosos. Intento transmitirles las placeres que brinda la Naturaleza: emocionarte con lo inesperado, tener curiosidad para adentrarte en un camino que encierra el principio de una historia.

Tengo la sensación que hoy en día hemos olvidado la capacidad de maravillarnos. Hemos perdido esa conexión íntima con la Naturaleza. Es algo casi exótico para los urbanitas en los que nos hemos convertido. Tuve la suerte de crecer en un ambiente rural tradicional, de recorrer el mundo, de vivir en grandes ciudades y de explorar la Naturaleza desde un prisma científico. Hoy el cine me da la posibilidad de integrar todas esas experiencias y compartirlas con los demás.

-¿Es este película la continuación lógica del éxito de El Viaje del Emperador?

Hace mucho tiempo que deseo hacer este proyecto. Escribí la sinopsis de Una amistad inolvidable mucho antes que El Viaje del Emperador. Después de toda la locura de la promoción y los premios, me gustó mucho desarrollar un proyecto personal que estaba suficientemente maduro. No necesitaba preguntarme si iba a ser mejor o peor que la Marcha de los pingüinos. El éxito me dio la oportunidad de contar una historia de pequeños momentos de felicidad, pero que paradójicamente exigía unos recursos considerables.

-¿Le sirvieron sus primeras reflexiones para realizar con éxito esta película?

Lo primero fue encontrar los paisajes de esta historia. Quería rodar la película en montañas de altitud media, que fueran convirtiéndose en paisajes más suaves, sin ser demasiado salvajes. Jérôme Bouvier hizo las primeras búsquedas de localizaciones. Viajó por Europa con el objeto de descubrir sitios asombrosos, donde hubiese muchos zorros y grandes bosques. En Francia empezamos por la zona de Haut-Doubs hasta llegar a Chartreuse. Después fuimos a Noruega, Eslovenia, Rumanía y Hungría antes de acabar en Italia.

Al final decidimos rodar en dos regiones: en Ain, alrededor de la meseta de Retord y en los Abruzzios, en el centro de Italia.

La meseta de Retord era el paisaje que recorrí de niños; conocía cada metro cuadrado en un radio de 20 kilómetros. El equipo me convenció para rodar allí. Yo no era capaz de ver lo que tenía delante de las narices.

La segunda localización de la película es el parque nacional de los Abruzzios. Es un lugar increíble, una de las zonas protegidas más antiguas de Europa, en la que todavía viven zorros, osos y especies salvajes europeas. Estos animales viven en bosques de hayas y de árboles trasmochos con formas fantásticas, que han alcanzado tamaños increíbles con el paso de los siglos.

-Cuéntenos algo del equipo que le acompañó en esta aventura.

Para contar el recuerdo infantil de un niño que se sienta en la hierba, necesitamos casi 40 personas de forma permanente.

La originalidad residía en la composición del equipo: algunos venían del documental, otros de la ficción tradicional, como Gérard Simon, el director de fotografía, u otros del campo del cine de naturaleza francés como mi ayudante Vincent Steiger que viaja por el mundo organizando rodajes como Los pájaros viajeros o El último trampero. La dificultad residía en combinar la flexibilidad del documental con las restricciones que impone la ficción.

...


Otras Entrevistas de Cine

Woody Harrelson: ''La decapitación es la mejor manera de matar a un zombi''

Después de verlo en "2012", ahora Woody Harrelson regresa a la gran pantalla con una de las producciones...

Max Records: “La película no da miedo, emocionalmente es muy fuerte y cruda”

El 18 de diciembre se estrena la nueva cinta fantástica de Spike Jonze, "Donde viven los monstruos"....

+ Más Entrevistas

Cartelera de Cine

Ver todos los cines