La idea de "Bienvenidos al norte" la tuve antes de mi primera película, "La casa de tus sueños"" />

Dany Boon: “Es cierto que todas las historias son importantes, pero ésta lo es mucho más”

Más servicios

Entrevista

Dany Boon: “Es cierto que todas las historias son importantes, pero ésta lo es mucho más”

- ¿De dónde sacó la idea de "Bienvenidos al Norte"?

La idea de "Bienvenidos al norte" la tuve antes de mi primera película, "La casa de tus sueños". Pero primero quería saber si era capaz de dirigir una película. No quería estropear una historia que significaba tanto para mí. Es cierto que todas las historias son importantes, pero ésta lo es mucho más. Es mi infancia, mi región, es la gente... ¡son mis hermanos! La idea de la película surge de la visión que tiene de nosotros la gente que no conoce la región francesa de Nord - Pas de Calais. Los franceses tienen una opinión muy negativa de la región, por su pobreza, su decadencia económica causada por el desempleo, las minas abandonadas. De ahí me vino la idea de hacer una comedia humana en la que el protagonista no fuera del norte y se viera obligado a descubrir la cultura ch'ti y su entorno, la humanidad de la gente del norte, su carácter acogedor, su generosidad. Todo esto queda resumido en el refrán: "Cuando un extranjero viene al norte llora dos veces: una vez cuando llega y otra cuando se va".

- ¿Cómo escribió el guión?

Escribí solo durante un año. Al final tenía la historia, los personajes y un bueno número de escenas que están en la película. Después, llegó un momento en el que quise compartirlo con otros guionistas, que en este caso han sido Franck Magnier y Alexandre Charlot. Hace mucho que conozco a Franck Magnier. La gente no comprendía que me interesara por un desconocido. Pero pensé que era un buen tipo y además muy divertido. Además Franck es del norte y es quien me presentó a Alexander Charlot, que no es del norte pero que está casado con una ch'ti. Tardamos tres meses en escribir el guión definitivo y lo estuvimos retocando hasta el último minuto.

- ¿Qué tipo de dificultades tuvo que superar?

La principal fue hacer una comedia con el material que tenía. Trabajé muchísimo ese año. En el teatro, cuando creo personajes de esta zona, es más fácil porque me burlo de mí mismo. Escribo escenas con personajes que son como caricaturas, muy exagerados. Pero son lugares comunes que hacen gracia a todo el mundo. En el cine resulta más delicado porque se muestran cosas que están en la esfera de la realidad y tiene que ser creíble. Sin embargo, mi protagonista tiene una visión apocalíptica del norte de Francia, la de la gente que he conocido en 15 años de giras en cuanto rebasaba el sur de París.

- Escribió para sí mismo un papel secundario. ¿Lo hizo para concentrarse más en la puesta en escena? ¿No le bastaba con ser el director?

No, para nada. ¡Quería salir en la película! Pero, aunque mi personaje, Antoine Bailleul, lleva uno de los apellidos de mi familia, cuando escribo no pienso en qué actores podrían interpretar los papeles. En ningún momento me digo: 'Sí, voy a tener un papel menos importante'. Aunque es cierto que de los 53 días de rodaje, Kad tuvo 52 y yo sólo 30. Y aunque 30 días es bastante, me dejó más tiempo. Pero los productores estaban preocupados. Me decían que mi personaje no intervenía hasta la página 15 del guión. Yo les dije: 'No, yo tengo que ser el ch'ti. No puedo ser el tipo que viene del sur, es imposible'. Además, las escenas del principio son muy importantes para introducir la situación y mostrar lo que la gente piensa del norte del país.

- ¿Cómo discurrió el rodaje en la región en la que nació?

Cuando me paseo por Lille, si yo no llevo la gorra calada hasta las cejas tardo una hora en recorrer una manzana. ¡Así que en el rodaje en Bergues hubo muchísima gente! Pero la gente del norte es absolutamente maravillosa. A pesar de que había cientos de personajes en el rodaje, cuando pedíamos silencio, se hacía un silencio absoluto. Algo que no suele suceder. Aunque, lo cierto es que cada noche, después del rodaje, me pasaba más de una hora firmando autógrafos. Pero era genial. Yo siempre he querido ser accesible al público porque forma parte de la profesión. Haces este trabajo para ellos y gracias a ellos. Sin el público no somos nada. Estamos solos, encerrados en casa.

...


Otras Entrevistas de Cine

Woody Harrelson: ''La decapitación es la mejor manera de matar a un zombi''

Después de verlo en "2012", ahora Woody Harrelson regresa a la gran pantalla con una de las producciones...

Max Records: “La película no da miedo, emocionalmente es muy fuerte y cruda”

El 18 de diciembre se estrena la nueva cinta fantástica de Spike Jonze, "Donde viven los monstruos"....

+ Más Entrevistas

Cartelera de Cine

Ver todos los cines