Jim Jarmusch: “Me encanta transformar a Tilda”

+

Entrevista

Jim Jarmusch: “Me encanta transformar a Tilda”

Jim Jarmusch: “Me encanta transformar a Tilda”

El galardonado Jim Jarmusch estrena esta semana "Los límites del control".



- Lo primero que se ve en la película es una cita de Rimbaud, como si fuera un punto de partida. Implica que el protagonista va a realizar un viaje. ¿Se inspiró en esta cita para escribir el guión?

Busqué un punto partida o, para ser más exacto, un barco que se hace a la mar. Pero no pensé en la cita hasta haber terminado la película, no fue mi inspiración inicial. De hecho, el poema "Le bâteau ivre", de Rimbaud, es una metáfora de un trastorno de los sentidos, una desorientación intencional de la percepción. Probablemente habría sido más correcto poner la cita al final de la película. El título de la película surge de un ensayo de William S. Burroughs escrito en los años setenta, Los límites del control, que habla del idioma como mecanismo de control: "Las palabras aún son las principales herramientas de control. Las sugerencias son palabras. Las persuasiones son palabras. Las órdenes son palabras. No se ha inventado una máquina de control que funcione sin palabras, y cualquier máquina que intente controlar basada totalmente en la fuerza externa o el control físico no tardará en toparse con los límites del control". Aunque me hizo reflexionar acerca de cómo se perciben las cosas y como se intenta controlarlas, no he usado el contenido del ensayo en la película, sólo el título.

- Para decidir cómo rodar algunas tomas, ¿se basa en un storyboard, recorre las localizaciones?

Nunca uso un storyboard; y en mis últimas películas tampoco uso una lista de tomas. Por eso, en esta película, las localizaciones son de suma importancia. Primero recorrí todos los decorados solo y luego con Chris Doyle.

Empezamos a hablar de forma general de los movimientos de la cámara y de cómo veíamos la toma. Surgían nuevas ideas. A veces incluso esbozábamos una escena y la rodábamos con una cámara digital, pero luego no solíamos usar la misma toma.

- Esta película está inundada de colores. ¿Siempre tuvo la intención de mostrar España así, tal como la vio?

Usted ve la película de una forma, pero nadie la verá igual. Todas las películas son subjetivas en cuanto a lo que se ve. No sé qué contestarle.

No queríamos una imagen saturada, pero queríamos colores, aunque quizá más subrayados por el encuadre que por tecnicismos. Usamos un negativo Fuji por el equilibrio de colores. Chris ha escrito un ensayo sobre esto. Por ejemplo, explica cómo el rojo contra un fondo verde puede ser sutilmente diferente según el negativo, y de cómo los colores se ven de forma diferente según la cultura de cada uno.

Durante el rodaje me di cuenta de que Chris, en interiores, iluminaba las sombras más que los espacios de luz, invirtiendo la percepción de espacio positivo y negativo. Por ejemplo, en Japón, cuando uno se sienta en el suelo, la habitación en sí es un espacio positivo, mientras que los muebles son negativos. En Occidente se percibe lo contrario.

- ¿Corrió el peligro de perderse en las imágenes?

A veces. Intentamos mantener la espontaneidad para dejarnos llevar por lo que nos rodeaba, en vez de realizar un trabajo meramente analítico. Eso sí, había que asegurarse de que luego podríamos montar la película. Me ocupé de los diálogos y de que las tomas con los actores fueran buenas.

Los paisajes rodados en Almería que Isaach cruza andando son realmente extraños, mágicos. Sevilla es una de mis ciudades favoritas en todo el mundo; fui allí por primera vez en 1980. Es una ciudad muy visual. Calles estrechas con curvas, los detalles arquitectónicos. Por ejemplo, la parte inferior de los balcones, que sólo se ve desde la calle, está decorada con cerámica. Las baldosas de la escalera por la que sube el personaje de Isaach son extraordinarias.

Cuando Chris descubre algo que le sorprende visualmente, se entusiasma como un niño. Normalmente controlo el encuadre y trabajo muy de cerca con el director de fotografía. Pero hay algo muy plástico en el trabajo de Chris. No sé muy bien cómo explicarlo, tiene una percepción menos rígida que la mía.

- ¿La película no tiene música original?

No encontramos nada que encajara para las escenas del museo y alguna otra. Carter Logan, Shane Stoneback y yo creamos música original psicodélica con batería y guitarra eléctrica. Los tres estamos preparando un nuevo álbum. Nada de música para cine, sino más bien rock and roll psicodélico de trance.

- Tilda Swinton cambia mucho en cada película que rueda con usted.

[Se ríe] Me encanta transformar a Tilda, se adapta con gran facilidad. Es asombroso trabajar con ella. Ya le tengo algo preparado para el futuro.

- Bill Murray tampoco es Bill Murray en sus películas.

No sólo en las mías, en otras tampoco. Bill y yo hablamos del personaje. Me parece uno de nuestros mejores actores, pero parece que lleva una pancarta con: "Bill Murray, genio cómico". Y es hilarante, pero también es un actor muy sutil, con una enorme versatilidad.

- ¿Ensaya mucho con los actores?

No me gusta ensayar las escenas que vamos a rodar, a menos que un actor me lo pida. Prefiero hablar con ellos o ensayar escenas que no estarán en la película para ayudarles a meterse en el papel.

Sin embargo, en LOS LÍMITES DEL CONTROL ensayamos la escena de Bill. Era complicada porque fue la única vez en toda la película que empezamos a rodar con una cámara sobre raíles y acabamos cámara en mano. Luego, la iluminación es muy dura, fea incluso, todo lo contrario del resto de la película.

- ¿Cree que LOS LÍMITES DEL CONTROL toca el tema del compromiso con la vida? ¿Como en Dead Man, por ejemplo?

soy religioso, pero con Dead Man y con Tigrero: La película que nunca existió, de Mika Kaurismäki, en la que trabajé en 1994, empecé a abrirme a otras filosofías, y desde luego al budismo, al menos desde el punto de vista filosófico. Todo en el universo es algo, y lo único que tenemos es el momento presente. Hay un Festival de Cine Budista en Los Ángeles, y me alegré mucho de que incluyeran Dead Man, Ghost Dog y Flores rotas.

No soy budista practicante, pero intento hacer tai chi y qui gong, algo que he incluido en la película. Cuando el personaje de Isaach se concentra haciendo tai chi, no hay sonido para que el espectador sienta lo mismo que el protagonista en ese momento, la absoluta concentración en los movimientos.

...


Otras Entrevistas de Cine

Woody Harrelson: ''La decapitación es la mejor manera de matar a un zombi''
Después de verlo en "2012", ahora Woody Harrelson regresa a la gran pantalla con una de las producciones ...
Max Records: “La película no da miedo, emocionalmente es muy fuerte y cruda”
El 18 de diciembre se estrena la nueva cinta fantástica de Spike Jonze, "Donde viven los monstruos". ...

Cartelera de Cine

¿Qué provincia?

¿Qué ciudad?

¿Qué película?

Trailers

Suscríbete al boletín Hispavista Ocio

Preestrenos

Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 1 Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 1

El fenómeno mundial de Los Juegos del Hambre continúa incendiando el mundo con ?LOS JUEGOS DEL HAMBRE: SINSAJO ? PARTE 1?, que sitúa a Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence) en el Distrito 13 tras, literalmente, destrozar los juegos para siempre. Bajo el liderazgo de la Presidenta Coin (Julianne Moore) ...

Estrenos

La ignorancia de la sangre La ignorancia de la sangre

La historia gira en torno a Javier Falcón (Botto), jefe de Homicidios de Sevilla, que debe hacer frente a dos casos diferentes en poco tiempo. Uno de los casos guarda relación con el terrorismo islámico, ...

Niko 2 Niko 2

El pequeño Reno Niko sueña en secreto que su mamá y su super papá vuelven a estar juntos y así ser de nuevo una verdadera familia. Un día, su madre le anuncia que tiene una sorpresa: ha conocido a un ...

Escobar: Paraíso perdido Escobar: Paraíso perdido

Nick (Josh Hutcherson) cree que ha encontrado el paraíso cuando se reúne con su hermano en un pequeño pueblo de Colombia. Una laguna de aguas azul turquesa, una playa de arenas color marfil, olas perfectas? ...

Últimas búsquedas

Política de cookies |