Joan López Lloret: “Estuvimos dos años encerrados rodando el documental”

Más servicios

Entrevista

Joan López Lloret: “Estuvimos dos años encerrados rodando el documental”

Joan López Lloret estrena el próximo 9 de noviembre su documental "Hermanos Oligor". Tras haber realizado el cortometraje "26 grados a la sombra" (1996) y dirigido varios documentales, ahora se ha sumergido en dos nuevos proyectos: "Utopía 79", sobre la revolución sandinista en Nicaragua y "Sunday at Five" sobre dos ex convictos norirlandeses.

-¿Qué tipo de historias son las que te interesan como cineasta?

A mí como cineasta, al principio me interesaban las historias sociales, ahora me interesan más las relacionadas con los sentimientos, el fondo y el porqué de las cosas. Por eso me gustan las historias que a la gente le hagan pensar y que muestren el vínculo entre la normalidad y la no normalidad, entre la realidad y la no realidad, que es un juego muy importante y necesario en la actualidad que vivimos.

- ¿Te refieres a la gran dosis de realidad que recibimos cada día de los medios de comunicación?

En la actualidad se nos hace creer que existe sólo una realidad, una sola verdad, una única normalidad y si bien culturalmente la tendencia sea imponernos una sola manera de ver el mundo, a mí me interesan las otras realidades, las paralelas, y sobre todo el juego entre esas realidades, entre esas verdades.

- ¿Cómo empezaste en el mundo del audiovisual?

Empecé con una cámara de súper 8. Con Cesc Gay y un grupo de gente nos entreteníamos filmando, hasta que cada uno por su lado decidió estudiar cine. Por esa época comencé a trabajar en la tele, era el inicio de la televisión privada en España. La mitad de mis trabajos los he desarrollado como director de fotografía y la otra mitad como realizador. Mi trabajo está divido entre esos dos mundos.

-¿Por qué te encaminaste hacia el documental?

El documental siempre me ha interesado, pues como operador de cámara encontré muchas situaciones reales que valía la pena filmar. Por otra parte, el documental te permite más libertades que la ficción, que por lo general demanda mucho más en cuanto a producción, realización, etc.

-Sin embargo, Julio Medem al terminar "La pelota vasca" dijo que había perdido libertad y lo llamó su posible primer y último documental…

En el caso de Medem yo diría que él se refería a libertad política, ya que se involucró en un tema complicado en un momento muy difícil –cuando gobernaba el Partido Popular. Yo me refiero más bien a liberarse de la presión de un guión tan cerrado, de las obligaciones del casting y otros factores que hay que enfrentar a la hora de realizar una ficción.

-¿Cuándo comenzó el proyecto de "Hermanos Oligor"?

La historia comenzó cuando Amanda Baqué (coguionista del documental) y yo, vimos el espectáculo en el antiguo sótano de los hermanos Oligor. Su sensibilidad nos resultó muy familiar y sentimos que teníamos que hacer algo con ellos. A lo largo de dos años las piezas del puzzle fueron encajando poco a poco y logramos ubicarlo dentro del género documental, aunque bien hubiera podido estar dentro de la ficción.

-¿Por qué lo dices?

Porque la identificación de los personajes y la evolución de éstos en la historia hacen que el espectador tenga emociones que podrían ser las mismas de una ficción, entendida como una historia protagonizada por actores.

-¿Cuál fue la duración del rodaje?

Los hermanos Oligor estuvieron encerrados tres años en el sótano y nosotros estuvimos dos años encerrados con ellos rodando el documental.

-¿Qué elementos narrativos utilizas para que el espectador se contagie de la magia de la historia de Hermanos Oligor?

Uno de los subtemas del documental es el que se refiere al proceso de creación y la relación del artista con el mundo real, por ello no puedo decirte algo en concreto. Quizá podría referirme a lo que está más cerca de los sentimientos, de la vida y sobre todo de la recuperación de la infancia. Los hermanos Oligor consiguen hacernos ver la niñez con ojos de adultos pero sacando esas capas que nos distancian de ella.

-¿Y cómo lograsteis captar el encanto visual del espectáculo?

En cuanto a la visualidad, a nivel práctico, rodar algunas secuencias del espectáculo de los hermanos Oligor resultó complicado porque los espectadores no debían saber que había una cámara rodando y teníamos que trabajar con la luz que ellos utilizan: luz de velas, bombillas de 25 vatios, etc. Además, debíamos procurar no hacer ruido.



-¿Cómo fue la reacción de la gente que colaboró en la creación del documental y que luego fue a verlo al cine?

Una de las cosas que más me impresionó fue la reacción de varias personas de Alemania del Este, que después de ver el documental entendieron el final abierto y valoraron mucho más el significado del encerramiento, incluso se identificaron con los personajes que viven en ese encierro temporal, porque lo han conocido. En cambio, la gente de la Alemania del Oeste ha asumido la caída del muro como algo acabado y como la suma de nuevos territorios urbanos.



-¿Cómo ha sido la acogida de "Hermanos Oligor" en su paso por los festivales?

En cuanto a Festivales, fuimos seleccionados en el Festival de Bogotá, en el Festival de Sitges y el Festival de Málaga en el que obtuvimos el premio del público. La reacción ha sido muy emocionante más que nada porque es una historia que no relata muertes ni desgracias visibles sino que atrapa al público únicamente por los sentimientos. Este es el mérito de Hermanos Oligor y esperamos haberlo trasmitido. Yo me siento satisfecho.



-¿Consideras que actualmente en España el documental se está abriendo camino en la audiencia?

El documental como género tiene problemas de distribución que hay que superar. Tengo la esperanza de que aún así la gente se acerque más y que se atenúe la barrera entre ficción y documental.



-¿Qué le dirías a los futuros documentalistas de Iberoamérica?

Considero que en toda Iberoamérica hay mucha tela por donde cortar a la hora de contar historias para documentales, pero existen graves problemas de producción. El material humano –las historias personales– para realizar documentales es inmenso, pero al mismo tiempo hay que tomar distancia de la confusión social y política para poder reflejar con mayor objetividad esa sobredosis de realidad que hay en países como Colombia o México.



-¿Qué nuevos proyectos cinematográficos tienes en mente?

Tengo un proyecto ya avanzado con la distribuidora Frame Zero y que será un documental sobre los diarios personales en la época sandinista en Nicaragua, visto no sólo desde la perspectiva política sino como la recuperación de los sueños personales que muchos tuvieron durante la revolución. El documental abarca desde los años setenta hasta la actualidad.

...


Otras Entrevistas de Cine

Woody Harrelson: ''La decapitación es la mejor manera de matar a un zombi''

Después de verlo en "2012", ahora Woody Harrelson regresa a la gran pantalla con una de las producciones...

Max Records: “La película no da miedo, emocionalmente es muy fuerte y cruda”

El 18 de diciembre se estrena la nueva cinta fantástica de Spike Jonze, "Donde viven los monstruos"....

+ Más Entrevistas

Cartelera de Cine

Ver todos los cines